martes, 17 de noviembre de 2015

Desafío de los 30 Días - Día 16

"Empieza lo interesante. Durante 15 días hemos estado definiendo Highdell. Es un trabajo largo, en ocasiones tedioso, con poco reconocimiento por parte de aquellos que no participan. Pero… oye, esto es rol. O al menos, sabes que es una ambientación rolera que se acerca a lo que juegas en tus partidas cuando utilizas la fantasía… así que… ¿tu quien serías? Hazte un avatar para jugar en Highdell, y cuéntanos como es."

http://trasgotauro.com/2015/10/30/el-desafio-de-los-30-dias-3a-ed-participantes-y-una-modificacion/

Zora, Errante de Takkerna

La misteriosa Zora fue encontrada de pequeña vagando por los lindes del Bosque del Olvido, desnuda, sucia y malnutrida, estaba como ausente, no sabía hablar, y se comportaba como un animal salvaje y asustado.

Fue llevada a la ciudad de Highdell, en donde fue entregada al Templo de Takkerna para que se hiciese cargo de ella y le dieran una educación.

Tras un principio complicado, Zora empezó a confiar en algunas de las sacerdotisas, especialmente en Yrena, gracias a la templanza y serenidad de la misma. Ella fue una verdadera madre para la niña. De la vida anterior al templo no recordaba nada, y lo único que le quedó fue una extraña marca verdosa en la piel bajo el sobaco izquierdo.

Zora se entrenó como acólita en el templo, buscando convertirse en una sacerdotisa como Yrena, pero el Oráculo de la Piedra Serpentina determinó que su destino sería el de llevar la voz de Takkerna fuera de la ciudad, convirtiéndose en una Errante.


Zora es una joven mujer, resolutiva, testaruda, dada a los silencios reflexivos. Es una persona parca en palabras, pero que desprende seguridad en si misma y un cierto magnetismo. Es sincera y bondadosa, piadosa con los desfavorecidos y despiadada con los injustos. Todo esto le ha granjeado muchos enemigos y algún buen amigo.

Es una joven con un cuerpo delgado y fibroso carente de formas femeninas, pelo liso oscuro y un rostro agradable, aunque no suele sonreir.

Su fama creció debido a su natural habilidad para canalizar la magia flotante, la esencia del mundo, para lograr milagros espectaculares. Pocos son capaces de semejantes prodigios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario