jueves, 7 de noviembre de 2013

El Desafío de los 30 días - Día 7 - Tu mayor pifia en una partida de rol


Vuelvo a recordar que podéis pasar por la página del Trasgotauro para ver el listado completo de blogs que participan en el Desafio.

Tu mayor pifia en una partida de rol

Pues como en la anterior, me cuesta recordar algún caso en particular. Y los que me surgen son de partidas en las que yo dirigí o que les pasó a otra persona. 

Recuerdo en una partida de Rolemaster que yo llevaba un hobbit, y tras una partida tremenda en la que me había convertido en todo un sniper con el arco corto, cargándome hasta un troll de un disparo, consigo escapar de una horda de enemigos y esconderme en las ramas de un árbol. Y el master decide que es el momento de hacer una tirada de encuentros aleatorios, y resulta que en el árbol había un murciélago, no infernal ni de fuego ni nada de eso, un murciélago normal, y al que al parecer molesté y por ello me ataco (tenía algo así como ataque +10 tiny, que es como que te muerda tu hija de 2 años), pero me dio, y saco nosecuantos en el crítico tiny y me envió a la tumba. Mala muerte para Timoth.

De las pifias que les ocurrieron a mis jugadores tengo alguna más, no tanto por tiradas como por decisiones de los jugadores. En un encuentro contra unos ogros en unas colinas desérticas y rocosas, el mago mira su lista de conjuros y decide que va a conjurar un monstruo, estudia la lista de monstruos unos segundos y con tono triunfal nos informa de que va a conjurar ... ¡un tiburón infernal!

En otra partida llevábamos un bardo de sabiduría 5, y madre mía, como lo interpretaba de bien XD En un dungeon encontramos una escultura de un dragón con una espada metida en la boca. El bardo va y sin pensárselo saca la espada. De la boca de la estatua sale un auténtico aliento de dragón que nos baña en fuego a todos. Miradas de odio hacia el bardo, el cual dice "creo que ya se como funciona", mete de nuevo la espada en la boca y vuelve a sacarla ...

Seguro que me saldrían más, pero no serían más graciosas, y creo que de eso van las pifias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario