martes, 23 de noviembre de 2010

Partida de Pathfinder III


Bueno, pues aquí es más o menos donde nos quedamos. Después de que llegaran al Bosque de Mierani, y se pegaran con unos cuantos lagartitos que casi acaban con ellos (un grupo de soldados elfos aparecieron para salvar la tarde), terminamos la partida. Ahí fue cuando me puse a pensar como meter a una serie de personajes malvados dentro del bosque de los elfos, supuestamente para ayudarles (ellos ya iban pensando en ponerse en contacto con los elfos oscuros para negociar un contrato más beneficioso), y llegue a la conclusión de que no tenía por donde cogerlo. Así que decidí que algunos de los personajes se marcharan, y sus jugadores hicieran nuevos personajes más afines a la campaña que íbamos a jugar. Lily por supuesto sigue dentro de la partida, es por ahora el vínculo principal, y también el humano guerrero-mago de Alf, el cual al menos no apesta a maldad.
Empecé a pensar en el tipo de partida que me gustaría dirigir, y después de leerme el modulo, vi que eso no era lo que yo quería (tras siglos de luchas los elfos necesitan que llegue un grupo de 5º nivel para reconquistar su ciudad perdida, ehhh, claro). Después de perder mucho tiempo leyendo blogs frikis, había encontrado algo que me gustaba, y eran las campañas Sandbox (Cajón de Arena), en las cuales la aventura no es lineal, sino que son los jugadores los que deciden que rumbo toman y por donde va a seguir la partida. Lo que se necesita principalmente es un entorno de campaña bastante detallado, con asentamientos, PNJs, ruinas, rumores, etc. Se debe poblar la aventura con cientos de pistas que pueden ser seguidas o ignoradas, lugares más peligrosos y lugares más seguros. Son los jugadores los que deciden que línea siguen, a que lugares vas a explorar, y tienen la posibilidad de meterse en lugares demasiado peligrosos para su nivel, por lo que tienen que aprender a huir e ir dejando cosas para más adelante. Debido a este tipo de campaña, tuve que empezar a detallar en profundidad el Bosque de Mierani y la gente que allí vivía, y de paso ir cambiando muchas cosas que no me gustaban de la ambientación de campaña de Pathfinder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario